Saltar al contenido
Doctor Probiótico

? FORTALECE TU SALUD COMIENDO AJO ?

ajo

Muy conocido esotéricamente, usado como ambúlelo para la suerte, para protegerte y alejarte de las malas vibras, para otros es el mejor condimento que pueda existir, lo cierto es que más que eso,  está flamante planta trae consigo un sin fin de aportes benéficos para el organismo y para la salud, tanto que comúnmente es muy usado en la elaboración de fármacos y medicamentos. Conoce más sobre sus beneficios y propiedades y comienza a aprovecharte de las mismas.

Conoce todo los relacionado con la comida probiótica aquí…

¿QUÉ ES EL AJO?

En una planta tradicional de los países de Asia Central, proveniente de la familia Allium, la cual da como fruto una hortaliza de sabor fuerte y picante, que proporciona delicioso sabor a las comidas, la misma lleva por nombre bulbo de ajo o comúnmente denominada cabeza de ajo, subdividida en segmentos llamados dientes de ajo. Cada cabeza o bulbo tiene aproximadamente entre 10 y 20 dientes.

 

PROPIEDADES DEL AJO

Esta hortaliza contiene pocas calorías, proteínas, agua, fibra e hidratos de carbono pero es rica en diferentes nutrientes, cantidades razonables de calcio, manganeso, selenio, potasio, fósforo, cobre, hierro y vitamina B1, B6. Su principal componente es la alicina.

ajo probiotico

 

BENEFICIOS DEL AJO

Es común que las personas empleen los sorprendentes efectos biológicos del ajo los cuales varían dependiendo de su forma de uso y de la condición que se desee mejorar:

  • Protege el aparato digestivo: consumir un ajo cada mañana estimula los ácidos gástricos ayudando a que los alimentos se absorban y digieran rápidamente.
  • Salud cardiaca: el consumo de ajo crudo o picado puede reducir las probabilidades de sufrir un ataque cardiaco, disminuir el endurecimiento de las arterias (arterosclerosis) y ayudar a bajar la presión sanguínea hasta en un 8% logrando evitar un infarto o derrame cerebral.
  • Reduce los niveles de grasa en la sangre: el ajo crudo es muy poderoso cuando se trata de bajar el colesterol y reducir los niveles de triglicéridos en la sangre.
  • Anticoagulante: ayuda a evitar que las plaquetas se peguen, fortalece los vasos sanguíneos y promueve la buena circulación.
  • Previene el cáncer: reduce hasta en un 50% el riesgo de padecer cáncer de la próstata y cáncer pancreático, asimismo, puede prevenir el cáncer de colon, páncreas, estomago, esófago, próstata y mama.
  • Mata infecciones: es antibacteriano por naturaleza y combate enfermedades de la piel, especialmente aquellas ocasionadas por hongos como el pie de atleta y la tiña, así como infecciones intestinales.
  • Fortalece el sistema inmunológico: al comerlo tu cuerpo absorbe propiedades antivirales, antibacterianas y antioxidantes del ajo, además, vitaminas y minerales necesarios para un cuerpo sano.
  • Previene la artritis: libera alicina ejerciendo un efecto antiinflamatorio que minimiza las posibilidades de padecer osteoartritis
  • Regula los niveles de azúcar en la sangre: su consumo aumenta la sensibilidad del cuerpo a la insulina por lo que si padeces diabetes tipo 2 procura incorporar más ajo crudo a tu dieta.
  • Previene el Alzheimer: el doble efecto de disminución del colesterol y presión sanguínea junto con las propiedades antioxidantes ayuda a prevenir enfermedades cerebrales frecuentes como alzheimer y demencia, es decir, previene contra el daño celular y el envejecimiento.
  • Combate enfermedades comunes como el resfriado: reduce los resfriados comunes en un 63% y disminuye los síntomas en un 70%. También afecciones más graves como bronquitis, sinusitis o tos fuerte.
  • Mejora la salud ósea de la mujer: aumenta el estrógeno en hembras por consiguiente incrementa la salud ósea de este sexo.
  • Mejora el rendimiento físico: contribuye a disminuir la fatiga y mejorar la capacidad laboral, por lo que sería favorable suministrarlo en deportistas.
  • Estimula las funciones Hepáticas: su acción desintoxicante ayuda a depurar toxinas, eliminar parásitos y liberar el cuerpo de metales pesados o medicamentos que el hígado no puede procesar, convirtiéndose en un gran aliado para estimular las funciones hepáticas y desinflamar en caso de sufrir del hígado o tenerlo sobrecargado.
  • Embellece la piel: al ser antioxidante estimula la regeneración celular y combate el acné proporcionándote una piel tersa, bella y más joven.
  • Te ayuda a adelgazar: al favorecer la digestión, bajar la presión arterial. Los niveles de colesterol y de azúcar, incide directamente en la pérdida de peso.

 

ajo salud

PRESENTACIONES DE AJO:

  • Cabeza de ajo o dientes de ajo
  • Ajo en polvo
  • Aceite de ajo
  • Suplementos con extracto de ajo

 

DOSIS:

Una dosis adecuada de ajo son 2 0 3 dientes, consumidos 1 en cada comida. En caso de que su ingesta sea en suplementos alimenticios (capsulas o pastillas) por lo general se hace una o dos tomas diarias con las comidas.

 

USOS DEL AJO:

Alimento muy versátil que se adapta a infinidad de usos tantos medicinales como también sirviendo de ingrediente popular en la cocina debido a su fuerte olor y delicioso sabor:

Comerlo crudo: consumirlo tierno o envejecido, puede ser acompañando cada comida y también es muy recomendado consumir uno en ayunas. Algunas personas incluso realizan limpiezas durante un día entero comiendo ajo, comienzan con uno o dos ajos en ayunas y el resto de dientes de la cabeza de ajos los van consumiendo a lo largo del día.

En preparados medicinales: se realizan infusiones en agua hervida o se puede macerar en alcohol, miel o aceite preferiblemente de oliva.

En la cocina: El ajo es la estrella número uno de cuantiosos platos y guisos. Especial para hacer salsas, aderezar carnes blancas o rojas, agregarlo en sopas, arroces, encurtidos, aderezos de ensaladas y vegetales.

Aplicado directamente de forma externa: machacándolo o picándolo y colocándolo sobre la zona afectada en casos de dolores, picaduras o verrugas.

 

¿CÓMO PELAR EL AJO FÁCILMENTE?

Muchas personas dejan de usar esta magnífica hortaliza por no tener que quitarles la cascarilla, lo cual es un poco molesto y tedioso, sin embargo hay algunos truquillos  que te ayudaran a hacerlo de manera súper sencilla:

  1. Meter la cabeza de ajo completa en el microondas durante 20 segundos, veras como se tuesta la concha y sale con facilidad una vez lo retiras del horno.
  2. Le quitas la punta superior con un cuchillo y luego con el mismo cuchillo lo presionas fuertemente, no con el filo sino con un costado como si lo fueras a machacar, le haces presión solo una vez, verás cómo podrá retirar inmediatamente la cubierta, quedando el fruto limpio.
  3. Deshojas la cabeza de ajo y colocas todos los dientes en una perola con agua y los dejas remojar por mínimo 10 minutos, luego podrás pasar tus dedos por entre los dientes de ajo retirando las conchas inmediatamente sin ninguna dificultad.
  4. Igualmente deshojas los granos de la cabeza de ajo y los colocas dentro de un cono de silicón mientras presionas y vas frotando hacia adelante y hacia atrás como si fuese un rodillo, observaras como las conchas salen por si solas.
  5. Desgranas los dientes de ajo y los colocas en un recipiente con tapa, al cerrarlo lo empiezas a menear fuertemente, al destapar veras como las conchas se han soltado automáticamente por lo que solo tendrás que separarlas del fruto.

 VIDEO: Beneficios y propiedades curativas del ajo – ¿Para que sirve el ajo?

¿QUIERES QUITAR EL MOLESTO OLOR DEL AJO LUEGO DE USARLO? 

Sería una lástima que por evitar el mal olor que deja el ajo desperdicies los beneficios que ofrece al organismo, pero esto tiene solución, ese tufo peculiar puedes desvanecerlo con algunos tics que mencionaré a continuación:

Los cítricos tienen un gran efecto neutralizante del olor, especialmente el limón del cual puedes utilizar su jugo para hacer buches esparciéndolo por todas las cavidades de tu boca, lengua y dientes.

Usar perejil también es muy efectivo, puede ser en infusión o masticando una ramita como si fuese un chicle.

Usar leche o yogurt, beber un vaso con la comida o hacer buches o gárgaras.

El bicarbonato de sodio luego del cepillado, se disuelven 2 cucharaditas en agua tibia para hacer gárgaras hasta que el mal olor se vaya. Luego enjuagar bien.

Tomar una taza de café o masticar unos dos granos también es muy efectivo para neutralizar el olor.

Aromatizantes como el anís, la canela o los clavitos. En cuanto al anís o los clavitos puedes masticar unos granos o palitos para sentir tu aliento fresco, la canela puedes prepararla en infusión y también realizar enjuagues bucales.

 

CONTRAINDICACIONES Y CUIDADOS:

Aunque son muchas las bondades de este alimento  hay ciertas circunstancias en las que no es aconsejable el consumo del mismo porque puede desencadenar ciertos inconvenientes, estos indicadores son:

  • Las personas que son alérgicas a este alimento.
  • Si presentas un trastorno hemorrágico o estás consumiendo algún medicamento anticoagulante, es mejor evitar el consumo diario o consultar con tu médico antes de incrementar el consumo de ajo.
  • En caso de sufrir de hipertiroidismo, trata de no consumir ajo con frecuencia, considerando su alto contenido en yodo.
  • Si consumes productos médicos para el corazón y además tomas capsulas de ajo que venden en la farmacia, no es necesario tomar ajo crudo cada mañana.
  • Lo más sano ante el uso de cualquier medicamento es mantener el equilibrio y no excederse en el consumo y consultar cualquier duda o reacción extraña con tu médico.
  • La alicina, principal componente del ajo, es muy inestable y pierde sus propiedades beneficiosas a altas temperaturas, por lo cual es mucho más beneficioso comerlo crudo o aplicarlo a último momento. Para aprovecharlo al máximo machácalo o pártelo en rebanadas o trozos, esperando entre 5 a 10 minutos antes de consumirlo o agregarlo en un plato, pues esto activa un proceso que hace que los compuestos sean más potentes.
  • Por último, toma en cuenta que ante el consumo de ajo podría percibirse un mal aliento. Inclusive si se consume en demasía podrías transpirarlo por los poros.

 

CONCLUSIÓN

El ajo es un alimento fácil de incluir en tu dieta y tiene un sabor increíblemente delicioso. Parece mentira que un ingrediente tan diminuto pueda traer tantos beneficios para el hombre, su indefenso tamaño y sus grandes aportes nos demuestran que es un  producto súper concentrado y maravilloso. No dejes de incluirlo  en tus dietas y preparaciones, tenlo a la mano para tu botiquín de primeros auxilios en caso de padecer cualquier enfermedad que pueda tratarse con esta hortaliza. Recuerda que con su uso diario y constante estarás prolongando tu vida y manteniendo una salud óptima.

Si eres de lo que no toleras su sabor no tendrás excusas para no aprovecharte de sus beneficios pues fácilmente puedes consumir capsulas de ajo procesado. Las cuales te permitirán beneficiarte de los componentes de este gran alimento.

error: Content is protected !!