Saltar al contenido
Doctor Probiótico

YOGUR, FRESCO UN ALIMENTO INDISPENSABLE PARA TU SALUD ?

yogur

La creencia de que el yogur es beneficioso para la salud ha ido tomando fuerza y se ha mantenido de generación en generación, pues a los productos de leches fermentadas se les ha atribuido una imagen casi mágica con respecto a los efectos sobre el organismo. Lo que no se ha quedado en una simple suposición pues la ciencia se ha encargado de corroborar a través de diversos estudios e investigaciones las propiedades y efectos de estos productos en el cuerpo humano, comprobando que las bacterias del yogur fresco son resistentes a la acidez gástrica y por ende, sobreviven hasta el intestino manteniendo su número y actividad en esa zona, lo que les permite interaccionar con la microflora intestinal del organismo.

 

QUÉ ES EL YOGUR??

El yogur es una leche fermentada que se obtiene a partir de la acción de diferentes bacterias que transforman una parte de la lactosa en ácido láctico y se produce un aumento de la consistencia por coagulación de sus proteínas. Estas bacterias ocurren naturalmente en el yogur y juegan un papel importante en el proceso de fermentación utilizado para la fabricación de este producto lácteo. Es un súper alimento probiótico esencial, con alrededor de 100 millones de bacterias y numerosas propiedades para nuestro organismo. En principio, fue un producto desarrollado para prolongar en el tiempo las características nutritivas de la leche.

Las particularidades propias del yogur provienen del crecimiento en la leche de dos bacterias lácticas, streptococcus termophilus y Lactobacillus bulgaricus. Estas bacterias son responsables de la acidificación del medio, las propiedades organolépticas y el desarrollo de la textura adecuada.

Los yogures se pueden clasificar por su contenido en grasa en: completos o desnatados. Por su contenido en azúcar en: naturales o endulzados. Por su preparación en: artesanales o pasteurizados. O por su presentación en: bebibles, enriquecidos, con nata, entre otros. Sean como sean se tiene que guardar siempre en el frigorífico.

yogur beneficios

PROPIEDADES DEL YOGUR

La composición de los yogures es muy similar a la de la leche, posee una importante fuente de vitaminas, proteínas, carbohidratos, minerales y grasas. Cuando se obtiene a partir de la leche de vaca o de cabra, las propiedades nutricionales del yogur incrementan, aportando a nuestro organismo grandes cantidades de calcio, potasio, magnesio, vitamina K2, vitamina D, ácidos grasos, omega 3, enzimas y probióticos. A continuación describiré las propiedades que contiene el yogur natural entero por cada 100 gr que se consuman:

  • El contenido de proteínas es de 3,5 gramos. Las proteínas que contiene son de alto valor biológico. La principal que encontramos es la caseína (80% proteínas) y en menor proporción lactoglobulina y lactoalbúmina.
  • Contiene 123 mg de calcio.
  • Si no es desnatado, contiene 2,5 gramos de grasa (lípidos). El 60 % de estas grasas son ácidos grasos saturados, el 25% son ácidos monoinsaturados y entre el 2-5 % son ácidos poliinsaturados.
  • También contiene 3,9 gramos de azúcares o glúcidos. El principal azúcar que encontramos es la lactosa, este azúcar solamente se encuentra en la leche. Para la digestión de la lactosa se precisa la lactasa, enzima segregada por las células de la mucosa intestinal. Pero la lactosa durante la fermentación del yogur se transforma en ácido láctico.
  • Las vitaminas también abundan en un yogur. Su alto contenido en vitamina B2 (riboflavina), vitamina resistente a la ebullición, aunque es fotosensible, se destruye con la luz. Es una vitamina que poco se encuentra en otros alimentos. La falta de esta vitamina produce indigestión y falta de hambre.
  • También se tiene que destacar su contenido en vitamina D (calciferol) muy importante para los niños. Además de vitamina K y ácido fólico lo que ayuda a mejorar la respuesta inmunológica.

 

BENEFICIOS DEL YOGUR

Incluido dentro de los alimentos probióticos (bacterias benéficas que ayudan a digerir algunos alimentos y fortalecen nuestro sistema inmunológico), el yogur ha acumulado popularidad, pues se han demostrado algunos de los sanos beneficios que se pueden encontrar en este alimento fermentado.

El yogur es, sin lugar a duda, uno alimento muy saludable, sobre todo para los niños en edad de crecimiento y también para las personas mayores, tomando en cuenta que aporta una gran cantidad de nutrientes, es muy rico en calcio y posee excelentes cualidades gastrointestinales.

Los microorganismos que encontramos en el yogur son capaces de regenerar la flora intestinal. La evidencia sobre la mejora en la digestión de lactosa es bastante clara, ayudando con los síntomas de intolerancia a la lactosa, incluyendo distensión abdominal. Esto debido al ácido láctico pues esta acidez ayuda a controlar la aparición de numerosas problemas intestinales como indigestiones, flatulencias, entre otras. Pues el Lactobacillus ayuda a mantener un equilibrio de bajo pH en el intestino inhibiendo el crecimiento de bacterias malas o patógenas que pueden causar enfermedades. También al mejorar la digestión, regula la consistencia y la producción de heces para prevenir el estreñimiento y la diarrea.

Además, las bifidusbacterias presentes en el yogur también estimulan el sistema inmunitario, la higiene o bienestar gastrointestinal y contribuyen en la prevención del cáncer de colon. Es decir, representa un aliciente para combatir el cáncer por su propiedad inmunológica y otros atributos, como el hecho de que pueden combatir el crecimiento de los procarcinógenos, porque estimulan la mucosa secreción de INF-gamma, que revierte la programación genética que provoca la muerte celular. En si, los probióticos no son considerados una cura para el cáncer sino un estímulo para combatirlo.

Ayuda al fortalecimiento de los huesos y los dientes, manteniéndolos, fuertes y sanos gracias al calcio que es el mineral más importante para el crecimiento, el mantenimiento y la reproducción del cuerpo humano. Este proceso se complementa con la vitamina D, la cual favorece la absorción del calcio y del fosforo en los huesos. La falta de esta vitamina produce deformación en los huesos.

yogur propiedades

¿POR QUÉ ELEGIR YOGURT TRADICIONAL?

Para poder diferenciar entre los beneficios de un yogur natural y uno pasteurizado es necesario tener claro algunos conceptos y procesos que atraviesa este alimento para su elaboración y consumo.

Al yogur se le atribuyen sus beneficios debido a que es un alimento probiótico que provee microorganismos o bacterias que favorecen el equilibrio microbiano intestinal. Distintos estudios clínicos confirman que las bacterias del yogur aportan beneficios al organismo gracias a que pasan vivas al intestino humano, demostrando que las bacterias del yogur fresco sobreviven a su paso por el duodeno, y evidencian que la barrera gástrica no destruye las bacterias del yogur.

Sin embargo, hay que tener presente que la pasteurización de las leches fermentadas se define como el tratamiento térmico a moderada temperatura al que se somete el producto fermentado. Este proceso de calentamiento del yogur destruyen las colonias de bacterias, quedando sólo alguna de ellas. Las bacterias inactivadas por el tratamiento térmico tras la pasteurización no tienen actividad metabólica, por eso el producto final se mantiene inerte a temperatura ambiente.

Considerando que para que el alimento probiótico produzca un efecto positivo en el organismo es necesario que el producto final que vamos a ingerir conserve al menos 10 millones de colonias por gramo de yogur para que se produzca la supervivencia de las bacterias en el tracto gastrointestinal, dado que una parte de ellas se inactivan (mueren) en el recorrido desde la boca hasta el intestino.

Como ven, debido a las altas temperaturas a las que se expone la leche fermentada durante el proceso de pasteurización muchas bacterias mueren, lo contrario que sucede con el yogur tradicional donde se pueden contabilizar de 10 a 100 millones de colonias por gramo, que deben ser mantenidas a 4º C para que conserven su actividad metabólica. Pudiéndosele atribuir las bacterias lácticas del yogur fresco como probióticas, señal de que dichas bacterias pueden atravesar el tracto gastrointestinal.

Cabe destacar que aunque ambos son considerados yogur, el producto pasteurizado permite ampliar su caducidad y conservarlo sin frío pero se eliminan los mencionados gérmenes que produce el yogur, por lo que las bacterias lácticas no están vivas en el momento de su consumo. Por lo tanto, si nos referimos a las características deseables desde el punto de vista industrial, seria mantener los efectos probióticos del yogur fresco que contiene los citados gérmenes y de los que carece porque está pasteurizado, habría que ampliar la capacidad para mantener la viabilidad y el mantenimiento de sus propiedades tras el procesado y almacenamiento, cosa que difícilmente se logra.

VIDEO: Baja de Peso Comiendo Yogurt

LO QUE DEBES SABER SI QUIERES HACER YOGUR CASERO

Si decidimos hacer nuestro propio yogur en casa es importante saber que a la hora de preparar recetas con yogur debemos de tener en cuenta que las bacterias lácticas mueren por encima de los 47ºC, y por lo tanto, pierden su valor probiótico. Por esta razón, se recomienda utilizar el yogur en recetas frescas y frías, que no necesiten calor.

Una vez elaborado lo tenemos que mantener en el frigorífico entre 1ºC y 4ºC, siempre tapado y alejado de alimentos de fuerte olor. El periodo de conservación del yogur casero es de 10 a 15 días una vez fermentado.

Si se adquiere en una tienda debemos respetar la fecha de caducidad, pues a partir de ese día el yogur puede variar de sabor aumentando su nivel de acidez y los probióticos se van alterando con el paso de los días.

PRINCIPALES VENTAJAS DE TOMAR YOGUR PROBIÓTICO (ELABORADO MANUALMENTE)

Una vez conozcas cómo preparar yogur probiótico en casa, podrás empezar a aprovechar todas sus propiedades. Innumerables estudios han demostrado que entre las ventajas de tomar yogur probiótico se encuentran la regulación de los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre y la reducción de la presión arterial. A continuación, descubrirás los beneficios confirmados del yogur natural que deberías conocer:

✅Mejora la digestión: como ya se mencionó al restituir la flora bacteriana, mejora la digestión de los alimentos y previene el estreñimiento, la diarrea, la intolerancia a la lactosa.

✅Reduce el riesgo de sufrir diabetes de tipo 2: al permitir la absorción de los nutrientes regula los niveles de azúcar en la sangre.

✅Disminuye el riesgo de padecer un cáncer colorrectal: gracias a sus bacterias que mejoran notablemente la salud digestiva se le atribuye un riesgo menor de sufrir un cáncer de colon o recto.

✅Previene la osteoporosis: la combinación de calcio y vitamina D  incrementa la densidad de los huesos y previene la osteoporosis, entre otras enfermedades que puedan afectar el esqueleto humano.

✅Ayuda a controlar el peso: si tienes unos kilos de  más, los yogures probióticos te ayudarán a reducir la grasa acumulada y a perder esos kilos de más.

✅Fortalece el sistema inmunitario: Los nutrientes que aportan estos yogures naturales tienen un papel primordial en la regeneración celular y, por tanto, en el fortalecimiento del sistema inmunológico. Al proteger nuestras defensas, previene enfermedades e infecciones, como resfriados o gripes.

✅Controla la presión arterial: son un gran aliado para las personas con hipertensión pues ayudan a reducir la presión arterial y mejorar la circulación sanguínea, protegiendo de este modo la salud del corazón y previniendo el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, infartos, entre otros.

✅Reduce el colesterol ‘malo’: reduce los niveles de colesterol LDL en la sangre. Al mismo tiempo que reduce considerablemente el riesgo de que nuestro corazón sufra una enfermedad o anomalía grave con el paso de los años.

✅Regula el estado de ánimo: contribuye a  prevenir la ansiedad o la depresión, ayudando a ejercer un mayor control sobre nuestras emociones y evitar situaciones de estrés o ansiedad, al controlar los niveles de azúcar en la sangre y participar activamente en la regeneración celular.

✅Previene enfermedades neurológicas: puede ser un complemento ideal en el tratamiento y prevención de enfermedades como el Parkinson, el Alzheimer  o el autismo.

 

MITOS O REALIDADES DEL YOGUR FRESCO

Algunos investigadores afirman que aún existe poca evidencia respecto al hecho de que los probióticos puedan mejorar la salud o alargar la vida. Tan solo se ha demostrado que pueden mejorar los síntomas en pacientes con casos específicos de diarrea o síndrome del intestino irritable. Siempre y cuando se consuman probióticos de manera constante para que estos permanezcan en el sistema gastrointestinal, pues cuando dejan de tomarse, el organismo los expulsa.

Además, destacan, que ningún estudio ha garantizado que tenga los mismos efectos en todo el mundo, pues cada persona tiene un sistema intestinal diferente, poblado por una variedad de bacterias intestinales totalmente diferente. En el caso de que lleguen a tener efectos beneficiosos tan solo funcionarán por tiempo limitado. Ellos recomiendan mantener el equilibrio del microbioma intestinal no solo añadiendo bacterias nuevas sino cuidar y mejorar las bacterias intestinales propias, lo que se consigue alimentándolas bien, mediante el consumo de dichos alimentos frescos, y sobre todo con el consumo de fibra. Específicamente la fibra tipo MAC o microbiota-accesible carbohydrates (la parte no digerible de los alimentos que comemos), pero que sí pueden metabolizar nuestras bacterias. Este tipo de fibra puede encontrarse en plantas, algas, setas, especias y tejidos animales, y ha demostrado aumentar la diversidad del microbioma, aportando un mayor equilibrio metabólico corporal y un menor riesgo de enfermedades cardiometabólicas y autoinmunes.

A pesar de estas afirmaciones el yogurt es un producto de salud natural consumido por miles de personas alrededor del mundo que presenta un riesgo bajo de efectos secundarios. Encontrándose muy pocas contraindicaciones, tal es el caso de personas con SBS (Síndrome de intestino corto) que no deben tomar probióticos. Evitar que las bacterias probióticas interactúen con los antibióticos por lo que deben tomarse al menos dos horas una de otra y al menos que se indique lo contrario por un profesional médico, los probióticos deben evitarse en el embarazo o periodo de lactancia.

Pero de manera general se ha demostrado que cuando la dieta diaria infantil se suple con yogur, se reduce fiebre y enfermedades, hay mayor frecuencia de deposiciones, una mejora social y rendimiento escolar. Además, muchos aseguran que Lactobacillus acidophilus  cepa más común utilizada para la producción de yogurt probiótico produce ácido láctico y peróxido de hidrógeno, que hacen el ambiente gastrointestinal hostil para los organismos no deseados.

Asimismo, Se dispone de un número de diferentes cepas de probióticos Lactobacillus que conceden distintos beneficios en el usuario. Dependiendo del resultado de salud deseado, usted puede comprar un producto de yogur Lactobacillus de una cepa específica (Rhamnosus, Brevis, Casei, Fermentum, Gasseri, Lactis, Acidophilus y Plantarum):

  • GasseriL. Plantarum, promueven pérdida de peso y ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre.
  • Rhamnosusse utilizan para combatir IBS, diarrea y estreñimiento.
  • Acidophilusse usa para la salud general de la mujer y ayudar a prevenir las infecciones por hongos.
  • Entre otras cepas de Lactobacillusque pueden ayudar a mantener niveles de presión arterial, soportes inflamatorios y respuesta inmune. Estimular las células de defensa y aumentar las proteínas antivirales como interferón para ayudar a combatir virus.

Como te puedes dar cuenta son mayores los aportes que los aspectos desfavorables de este maravilloso alimento.

error: Content is protected !!